Internacionales

Cuatro muertos en ocho días por líos de pandillas en Arjona

C uando las pandillas hacen sus incursiones en los barrios de Arjona, el temor y la zozobra se apodera de sus residentes. Nadie quiere quedar en medio de esas riñas.

Prince Julio Cesar

Y eso fue lo que precisamente pasó en la tarde del domingo en el barrio La Esperanza, sector también conocido como Care Perro. Un enfrentamiento dejó muertos al niño Abraham Álvarez Mattos, de apenas 11 años; y a Dylan Antonio Suárez Pájaro, de 23. Al primero lo mató una bala perdida que iba contra Dylan

Lo “emboscaron” Con voz quebrada, una de las parientes de Dylan asegura que aunque el joven pertenecía a una de las pandillas, esta vez no estaba buscando problemas, sino que fue atacado por otro grupo. “Él sí hacía parte de una pandilla de esas, pero ayer no estaba peleando. Es más, lo cogieron tomando gaseosa”, detallan las dolientes

Según los familiares, Dylan Antonio estaba junto a un amigo apodado ‘el Mister’. Charlaban y departían un rato cerca de la casa de la víctima mortal

“De repente, la pandilla ‘los Gaticos’ se vino desde el barrio Las Margaritas y emboscaron a Dylan y al amigo, pero ‘el Mister’ fue vivo y dejó solo a mi hermano”, cuenta la allegada

Justo en ese momento comenzó la trifulca, pues Suárez Pájaro, al verse acorralado, se defendió. Sus otros amigos, al notar la presencia del otro bando, salieron a hacerles frente, causando una batalla campal que comenzó con una tiradera de piedras

Llegaron de la iglesia A mediodía del domingo, mucho antes de que se iniciara la pelotera que terminó en tragedia, el pequeño Abraham llegó de la iglesia junto a sus familiares a la casa y, luego de almorzar, fue a la terraza a jugar con su hermana. A la 1:30 de la tarde, sucedió la tragedia

“Él –Abraham– estaba en la terraza con la hermana, pero recostado a la pared. De un momento a otro empezó la tiradera de piedra. Ellos no se escondieron porque hay una división de zinc entre la pelea y la casa, por eso no pensamos que las piedras lo iban a golpear”, recuerda Luz Dary Mattos, madre del menor

Mientras Abraham jugaba con su hermana, Dylan intentaba evitar ser baleado cuando la tiradera de piedras pasó a ser una zona de guerra con intercambio de disparos. En una de esas, uno de ‘los Gatico’ desenfundó un arma de fuego en medio de la riña y presuntamente le propinó un tiro en el lado izquierdo del tórax a Suárez Pájaro. Otro bala de la trifulca se alojó en la frente del niño

“Como en cámara lenta cayó Abraham en los brazos de su hermanita, quien era la que estaba en ese momento con él”, dice el padre del niño, quien manifiesta que los gritos de ella alertaron a los demás parientes

Al salir a la terraza notaron que el niño estaba inconsciente en los brazos de su hermana y lleno de sangre. Lo trasladaron al hospital de Arjona, de donde los médicos decidieron remitirlo a la Clínica Madre Bernarda, en Cartagena

A Dylan lo auxiliaron unos amigos y lo remitieron al hospital local del municipio al igual que Abraham, pero este llegó sin signos vitales al centro médico

Solo 10 minutos después de haber ingresado a la Madre Bernarda, Abraham murió

Cuatro muertos Son cuatro los muertos en 8 días en Arjona, y por eso, en el pueblo dicen que “las autoridades no existen”, ya que las pandillas se han estado tomando el municipio, sin que haya capturas.

El 7 de abril, a eso de la 1:30 de la madrugada, mataron a Ronald Madero Caballero, a quien balearon y remataron a cuchillo en el suelo. La Policía informó que ese hecho fue por lío de pandillas y drogas.

Dos días después, en el barrio Turbaquito, a eso de las 2:30 de la tarde, Pedro Luis Carmona Merlano estaba sentado a pocos metros de su casa debajo de un árbol hablando con un amigo suyo cuando lo balearon desde una moto.