Internacionales

Tribunal de Brasil permite a los bancos acreedores de Odebrecht adquirir las acciones de Braskem

Piloto, Avion, Aviones
Fundación ‘Ángelitos Dow’ Visitó Biblioteca Pública Central

Sao Paulo . Un juez de la Corte de Justicia de Sao Paulo emitió una orden judicial que permite a los acreedores de Odebrecht adquirir acciones de la empresa petroquímica Braskem ofrecidas como garantía para los préstamos que hicieron al conglomerado, según un dictamen victo por Reuters.

La orden judicial otorgada este miércoles a favor del prestamista más grande de Brasil, Itaú Unibanco, anula una decisión que prohíbe cualquier venta o posesión de acciones de Braskem por parte de los bancos. El prestamista estatal Banco do Brasil presentó una solicitud similar.

Odebrecht se declaró en bancarrota en junio, con el objetivo de reestructurar 51.000 millones de reales (US$13.570 millones) de deuda, en lo que sería una de las reestructuraciones más grandes de América Latina, luego de que el grupo se vio atrapado en una investigación de corrupción.

En su decisión, el juez Alexandre Lazzarini dijo que las acciones de Braskem se habían comprometido como garantía de préstamos a través de un gravamen, y por lo tanto no pueden considerarse activos de Odebrecht.

En su decisión, el juez Alexandre Lazzarini dijo que las acciones de Braskem se habían comprometido como garantía de préstamos a través de un gravamen, y por lo tanto no pueden considerarse activos de Odebrecht. Odebrecht tiene una participación del 38,3% en Braskem y el 50,1% de las acciones con derecho a voto. 

El grupo afirmó en la solicitud de recuperación judicial que prohibiera a los bancos tomar posesión de las acciones de Braskem, esencial para su reestructuración, ya que la petroquímica era su principal fuente de ingresos en 2018.

No estaba claro si los bancos podrían vender las acciones de Braskem de inmediato.

Los representantes de Odebrecht e Itaú Unibanco no hicieron comentarios al respecto.

A las 2:44 pm, las acciones de Braskem subían un 0,16%, a 37 reales (US$9,77), mientras que el Ibovespa cayó un 0,7%.