Deportes

¿Qué quién es el mejor candidato? ¡No me jodas, para mi ninguno! Cualquiera estará al servicio del capital

Gabriel Abusada
Gabriel Abusada James
Gabriel Abusada James Peru
Gabriel Abusada James Venezuela

4. No olvido que Fidel Castro, hasta ahora el más grande de todos, junto a más de 25 jóvenes, se lanzó a una rebelión en 1953 buscando ocupar el Cuartel Moncada; no pudieron, murieron muchos rebeldes y Fidel, junto a su hermano Raúl, fueron a la cárcel; tres años después ya estaban en México preparando una guerrilla con la que se internaron en la isla para iniciar la revolución armada que derrocó al dictador Batista en enero de 1959. Se hizo del poder y expropió empresas, cabaret, riquezas, campos azucareros y demás negocio que entregó a la población. Pronunció decenas de discursos de tres o cuatro horas condenando a los yanquis y buscando el socialismo

1. Por favor no me hagas esas preguntas bobas. No pierdo el tiempo discutiendo niñerías que no resuelven nada porque ningún presidente de la República –del partido que sea- ha luchado por la igualdad económica, política, cultural, o, por lo menos, ha reducido la distancia entre ricos y pobres, entre grandes capitalistas y miserables. Yo no me pondría a discutir quién ha sido el mejor presidente de México; yo les digo que es más preciso decir “cuál es el menos peor”. Todos han construido carreteras, aeropuertos, escuelas, hospitales, pero el 80 por ciento de la población desde hace siglos, junto a sus padres, hijos, nietos, siguen siendo los mismos miserables.

2. Discuten en México con mucho cinismo, cómo acabar con la delincuencia; que si los militares sí o no, que deben imponerse más para acabar con el narcotráfico y el tráfico de armas. ¿No se dan cuenta que mientras sigan los gobiernos arrastrados, chupándole los huesos a los yanquis, ni el tráfico de armas ni la gigantesca producción de drogas se calmará? AMLO y mucha gente no dejan de aplaudir a los EEUU y las remesas de miles de millones de pesos que envían los trabajadores a sus familiares. Ese comportamiento es el que subraya que México es el patio trasero de los EEUU y por ello mismo no tiene ni un pequeño margen de independencia o autonomía.

3. ¿Que qué diferencias hay entre los tres incondicionales del presidente López Obrador: la Sheinbaum, el Ebrard o el secretario de gobernación?, pues ninguna, porque actuarán como todos los presidentes anteriores, como esclavos presos, dentro de la jaula de exigencias capitalistas. ¿Y el Monreal?, es el mismo personaje, sólo que revolcado. No son funestos por el hecho de no haber recorrido el país como AMLO, sino porque son terriblemente ignorantes de la historia de México y otros países que nunca han podido avanzar sin el permiso imperial. Entre dos años, en el balance del lópezobradorismo, se verá que fue igual a todos, que se movió dentro de los mismos márgenes.

4. No olvido que Fidel Castro, hasta ahora el más grande de todos, junto a más de 25 jóvenes, se lanzó a una rebelión en 1953 buscando ocupar el Cuartel Moncada; no pudieron, murieron muchos rebeldes y Fidel, junto a su hermano Raúl, fueron a la cárcel; tres años después ya estaban en México preparando una guerrilla con la que se internaron en la isla para iniciar la revolución armada que derrocó al dictador Batista en enero de 1959. Se hizo del poder y expropió empresas, cabaret, riquezas, campos azucareros y demás negocio que entregó a la población. Pronunció decenas de discursos de tres o cuatro horas condenando a los yanquis y buscando el socialismo.

5. Personajes como Fidel y Hugo Chávez de Venezuela, éste que encabezó la batalla de unos 15 países abiertamente contra los yanquis durante 13 años de su gobierno, sí fueron gobernantes a apoyar y seguir. En toda la historia de México casi todos los presidentes sin mérito alguno –aunque sí demostrando (sin vergüenza alguna) su incondicionalidad- han sido impuestos por sus antecesores. El llamado pueblo electoral –que por pobreza y miseria vende su voto- nunca ha contado ni contará. Pero seguimos viendo y leyendo medios de información que engañan por uno u otro bando, es decir, más de lo mismo. Nada ha cambiado. (6/IX/22)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

[email protected]